Prevención de Fraude

El fraude, definido como el acto que elude una disposición legal, continúa siendo un riesgo preocupante en el ámbito empresarial mundial.

Las pérdidas reportadas no son solo económicas como consecuencia de situaciones de fraude y conductas inapropiadas, la mayoría de las empresas sufren daños colaterales, principalmente referidos al daño en la imagen.

Estos daños colaterales, producen pérdida de productividad en progresión geométrica, una mala imagen interna y externa, el deterioro de la calidad del servicio al cliente y el aumento de la insatisfacción de los empleados, terminan traduciéndose en pérdidas económicas a largo plazo.

1

Los 4 tipos de fraude más comunes son:

Robo de Activos

Involucra el robo de efectivo o activos (suministros, inventarios, equipos e información) de la organización. En muchos casos, el perpetrador intenta ocultar el robo, usualmente incorporando ajustes en los registros.

Corrupción y Soborno

Corrupción es el mal uso del poder confiado, para lucro personal. La corrupción incluye soborno y demás usos impropios del poder. La corrupción constituye con frecuencia un fraude fuera de libros, significando esto que existe escasa evidencia disponible en los estados financieros para probar que el delito ha sido cometido por medio de auditorias por lo que este tipo de fraude -en su mayoría- se detecta por la Línea de Denuncia.

Fraudes Contables

El fraude de estados financieros involucra la inclusión de información falsa como parte de dichos documentos, por lo general sobrestimando los activos o ingresos o subestimando pasivos y gastos.

Fraude a la Propiedad Intelectual

El uso no autorizado o ilegal o el robo de información confidencial y de propiedad de la organización para beneficiar equivocadamente a alguien.

Fraude Ocupacional

Se define como la utilización del empleo actual para el enriquecimiento personal a través del mal uso de los recursos o activos de la empresa.

Medidas de prevención de Fraude

El Sistema Ético de Denuncias es la herramienta proporcionada por un tercero independiente, con la que se detectan mayor número de eventos fraudulentos a comparación a otros métodos.

fuente: Business Ethics Institute